10.05.2016

Experimento de escritura.

Estaba un poco nerviosa, era la primera vez que un chico con su posición social me invitaba a cenar a su casa, lo había estado esperando toda la semana pero ahora que voy en camino me siento nerviosa. Me recogió donde habíamos acordado, frente a la fuente al dios del mar, quise llegar temprano para ver si él también se sentía... pues, emocionado como para llegar antes. Faltaban quince minutos antes de la hora acordada, y no pasaron más de un par de minutos cuando lo vi, llevaba unos zapatos del color de caoba, una varonil combinación de pantalón azul oscuro con camisa color celeste, saco del mismo tono que el pantalón y una sonrisa que bien me podría haber dejado sin habla si hubiese estado platicando algo.

Me llevó en su carro, no hubo mucho tráfico y estaba cerca entonces llegamos bastante rápido y no pudimos más que intercambiar un par de momentos de charla social.
Éste día lo recordaría hasta el fin de mis días, su casa era de un tamaño regular, pero con buen estilo, se veía que tenían un excelente sentido de la estética y el espacio a la hora de hacer y decorar la casa. Pero fue rápida la desilución y naciente el miedo y horror. Ya me había dicho que me tenía suficiente confianza para poder invitarme a sus aposentos, y ya comprendo el por qué; en la sala, a plena vista de todo aquel que se ponga en la entrada de la puerta de éste cuarto, podía verlo. Un librero, grande, lleno con... pues... libros. ¡Libros! ¡Y se sentía orgulloso de tenerlos ahí! ¡Qué pensarían sus padres si supiera que tenía libros ahí a la vista y sin protección! Vió que los miraba y me preguntó si quería tomar alguno, "no, gracias, realmente no soy de ése tipo de personas, y si me disculpas, me tengo que retirar".
Un librero, tenía un librero a la vista, y seguramente se ponía a... pues, leer, todos sabemos que bajo la santa protección de nuestros madre y padre fundadores que uno no puede leer si no está casado con una persona del sexo opuesto y solo para el acto de sembrar la semilla. Me lo imagino leyendo un libro por sí solo, o  utilizando gantes de látex cuando lee con alguna mujer... u hombre... ¡qué asco! ¡nuestros padres fundadores no aprobarían de tal acto inmoral, impuro... sucio!

-Continuará-

7.08.2016

Escritura improvisada #13

Si tuvieras que vivir en un lugar rodeado de vegetación, naturaleza en general ¿serías feliz?
Es muy fácil pensar que si, cuando ya vives agobiado de la ciudad, estresado y harto ¿pero, estás seguro?
Si, será emocionante, no lo niego, al inicio al menos, pero ¿y después? ¿seguirá siendo una aventura? La verdad es que no te quiero desanimar, pero, por eso mismo quiero que donde te encuentres vayas y te diviertas lo mas posible, pero ante todo, que seas feliz, como delfin en el mar.
La aventura la llevas contigo. Pero no tiene nada de malo la tranquilidad, cuando la quieres o necesitas o simplemente se te presenta, así sin más, al sonido de tambores y tal vez un violín, pero ese misterio, se te es revelado, esa tranquilidad no es un regalo, no confundas.
Es algo que simplemente está ahí, tal vez para ti, tal vez para alguien cercano, en realidad no importa, porque ésta simplemente es.
¿Qué es aquello que ves?
Pero eso si, cuando sientes el llamado de la aventura como si fuera un incendio que se propaga por todo el bosque, es mejor atenderle, hacerle caso, porque ¿acaso necesitas una excusa?
La aventura es amoral, es tal vez necesaria ¿esencial quizá?
Es un fuego pasional, como el de los enamorados que no se habían visto en semanas o meses, intenso como las estrellas en su calor.
Todo es misterio, porque no sabemos, aun, la verdad sobre las cosas, o si hay solamente una verdad, creemos saberlas, y creemos saber como es que funcionan, y está bien, la vida, las cosas, la realidad, todo podría estar conectado, o ser nosotros la conexión de las cosas ¿podríamos ser nosotros la conexión?
Muy en lo profundo lo sabemos.
Como esas conexiones que tenemos con otros seres humanos, profundas, extrañas, complejas y que nos pueden causar grandes penurias o grandes felicidades.
¿Por qué de extremo a extremo?
Y lo que se es que la felicidad esta ahí esperándote, si, eso puede variar de persona a persona, pero, debería ser obvio que uno tiene que buscar la felicidad y que no siempre, o casi nunca, se encuentra en los bienes materiales, tal vez en su simbolismo, pero éste cambia. Porque nosotros le damos el significado a las cosas...

6.21.2016

Escritura improvisada #12


 Sam le dijo que moviera la caja de su lugar, a lo que Carlos protestó, haciendo eso mismo, moviendo la caja de su lugar, desatando una masiva invasión arácnida que vivía debajo de esa caja, por lo que Sam miró como apuñalándo a Carlos para que éste hiciera una pequeña risita y saliera corriendo,

 Corriendo como si la nada lo persiguiese
 Corrió como si buscara significado a su vida
 Corrió como si el universo tuviera un propósito
 Corrió y corrió, y nunca se le llegó a ver, parecido a lo que le pasó a Sandra.

Ahora, a todo esto, fue evidente que Carlos no le creyó a Sam cuando le advirtió sobre las arañas, porque si hubiese sido en broma no hubiese levantado la caja que albergaba su más grande fobia, aquella adquirida en esa bonita tarde de verano en la cabaña de la montaña, aquel viaje marcó su vida, aun no estamos seguro cómo fue que sucedió, sólo que sucedió, encontramos a Carlos llorando como si tuviese cinco años y hubiese perdido el camino a casa cuando soltó la mano de su madre en el desfile del día de la independencia. 
Lloraba inconsolablemente mientras se sacudía el cuerpo con las manos tratando de quitarse algo que no estaba ahí.

6.20.2016

Ensayo sobre el concepto de lo bello y la relación de lo bello y el arte en A. Schopenhauer y S. Kierkegaard.



Ensayo sobre el concepto de lo bello y la relación de lo bello y el arte en A. Schopenhauer y S. Kierkegaard.

(Al igual que la anterior entrada, éste ensayo corto se encuentra sin revisión.)

Schopenhauer comienza su texto con la distinción entre el goce de lo bello y el placer “general” (por decirlo de alguna manera; puesto que el goce de lo bello es siempre por un conocimiento puro y absoluto y que éste goce no tiene relacion directa con la voluntad, haciéndola, de ésta manera, enteramente desinteresada. Pero al aparecer por medio del conocimiento, lo bello, ha de ser necesariamente objetivo puesto que no guarda relación con un individuo sino con el sujeto en general.


De esta manera el conocimiento al encontrarse liberado en y para sí de la esclavitud de la voluntad, se libera de toda referencia a ella y , desinteresado, se aparta de la subjetividad y considera las cosas de manera puramente objetiva, entregándose por completo a ellas, de manera que las cosas aparecen ante la conciencia como simples representaciones y no como motios, esta clase de conocimiento, se presenta necesariamente desde el momento en que se considera algo estéticamente es entonces cuando se presenta la tranquilidad, aquel estado de ausencia de dolor, propio de los dioses, estado de condición subjetiva para el conociminto de la idea.

Admitiendo que la “actitud” estética solamente se puede conocer por medio del arte, nunca de manera abstracta ni por medio de doctrinas y palabras, es el conocimiento más profundo y verdadero de la auténtica esencia del mundo. Encontrados los componentes inseparables de la contemplación estética, el conocimiento del objeto como idea y la autoconciencia del que conoce como puro sujeto del conocimiento y de la unión de éstos dos componentes surge la contemplación de lo bello.

Cuando el sujeto contempla un objeto estético, el conocimiento se libra de servir la voluntad mediante un sentiminto interno, suficiente para que haga acto de presencia una contemplación puramente objetiv para que nos situemos fuera de la interminable corriente de apetencia y satisfacción.

Define belleza como la forma del objeto que alcanza a expresar significativamente su idea, aquello que nos traslada al mencionado estado del puro conocimiento. Sólo el sentimiento interno, la preponderancia de las circunstancias en las que nos encontremos.

El tipo de subjetividad que interviene en el placer estético es la alegría producida por lo bello, que surge de que la conciencia, entregada al conocimiento, escapa del querer, del que proceden todos sus sufrimientos.

Las ideas se manifiestan en innumerables individuos y fenómenos particulares, comportándose frente a ellos como lo hace un modelo frente a sus imitaciones, su pluralidad surge sólo gracias al principio de individualidad, esto relacionado a la causalidad, éstando la idea fuera de la esfera cognoscitiva del individuo y no es objeto de la experiencia. Si la idea ha de ser de algún modo objeto de conocimiento por parte del sujeto, esto sólo puedee suceder si se produce la supresión de la individualidad del sujeto cognoscente, de manera que la idea deje de presentarse vinculada a la experiencia.

Desde el punto de vista de Schopenhauer el arte y su relación con lo bello es claro, el arte es el único medio por el cual lo bello puede transmitirse, en las obras artísticas de cualquier índole, en todo caso como se mencionó antes al ser el único medio por el cual transmitirse o difundirse y no por medios abstractos, podrá recidir en el conocimiento y de ésta manera ser objetivo.

Por otro lado, Kierkegaard hablando primeramente de Don Juan, menciona cómo el mundo helénico carecía de una idea de seducción, de un seductor, esto porque principalmente, parece ser que los helenos eran “malos” (utiliza la palabra negligentes) en cuestiones amorosas, y sus dioses, al ser representaciones de la naturaleza humana, también lo eran todos ellos. Esto es porque para los helenos el amor era espiritual más que sensual, así como para Montaigne (el cual se volcaba en los antiguos e ignoraba a sus contemporáneos) lo era la amistad, un amor plenamente espiritual y que ningún otro tipo de amor podía igualar.


El amor espiritual, por definición (digámoslo de ésta manera) es fidelidad, y éste no permite que sea confuso, por si mismo es directo y claro, así mismo lo estético, que Kierkegaard le da la característica de que no confunde las cosas ni se maravilla de la cantidad numérica como lo haría el amor sensual, el amor de Don Juan. Así, notamos claramente que el autor de cierta manera vincula o combina (atreviéndome a pronunciar ésta última palabra) el amor espiritual con lo estético, que, a mi parecer, también podría llegar a ser un “sinónimo” de lo estético para Schopenhauer, siendo así un amor caballeresco, un amor el cual se manifiesta con tan solo observar un poco el objeto de tan grato y caótico sentimiento.


Considero que Kierkegaard, al mencionar que Don Juan no es un seductor, sino un mentiroso (por el hecho de que ha utilizado la palabra para engañar a las doncellas y de ésta manera se hablaba de la seducción) he de mencionar que ha sido influenciado por Platón, lo bueno es bello, y puesto que en la moral judeo-cristiana el mentir esta mal visto (incluso es un pecado condenado en los diez mandamientos), el amor sensual ha de “cometerse” por medio de la palabra mal utilizada, la mentira y de ésta manera llegar a un pecar. No así el amor espiritual que, siendo puro por sí mismo, también ha de ser bueno por ésta misma razón, es bueno por naturaleza. Todo esto reflexionando sobre el texto que nos ha presentado Kierkegaard y parafraseándolo un poco tratando de no tergiversar el sentido original de sus palabras.

Juan Benito Díaz de Gamarra y Dávalos.


(Nota: Éste trabajo lo realicé en noviembre del 2011, lo estoy publicando sin revisión o correcciones nuevas. Luego que tenga tiempo le doy una revisada decente.)

Juan Benito Díaz de Gamarra y Dávalos.

Biografía

Nace en Zamora, Michoacán, el 5 de agosto de 1745. Estudia en el Colegio de San Ildefonso de la Ciudad de México e ingresa a la Congregación de San Felipe Neri en 1764. Es nombrado procurador de la Congregación y viaja a España, Portugal y Roma. Obtiene su Doctorado en la Universidad de Pisa y es admitido como miembro de la Academia de Ciencias de Bolonia. A su regreso a México, es rector y catedrático de filosofía en el Colegio de San Francisco de Sales, en San Miguel el Grande. Es destituido de la rectoría y de su cátedra de filosofía, y nombrado prefecto de estudios, cargo que también perderá debido a sus posiciones intelectuales y a su posesión de libros prohibidos. Muere el 1 de noviembre de 1783.


Aportación filosófica

Es por algunos (o quizá más de los que pienso) considerado como el personaje que ayudó a introducir el pensamiento moderno en lo que hoy conocemos como el territorio mexicano, dandole una cierta sensación de libertad o independencia en relación al pensamiento español, el cuál fue el gobernante en éstas tierras. Y no solamente el pensamiento moderno que se estaba adueñando de el viejo continente, sino que también podríamos decir que con aportaciones nuevas, quizá no frescas, pero nacientes en América y no en Europa.


Tercer error del entendimiento humano: Acerca de la moral.

No querer escuchar la verdad. En éste error de la moral, Díaz de Gamarra arremete contra los dogmáticos, aquellos que no escuchan otra opinión que no sea la misma que ellos tienen, lo cuál me ha parecido curioso, puesto que creo que él mismo ha cometido éste error a lo largo de éste error relacionado con la moral. Está por demás decir que Gamarra tiene fuertes influencias de la religión que practicaba, porque se nota en su escrito, a lo largo de su discurso en contra de los errores que él “detecta”.

No querer decir la verdad. Mitómanos, a ésto se refiere él, aquellos que mienten por el simple hecho de hacerlo y que aunado a esto educan a sus hijos para que se comporten de la misma manera. Considero que, aunque si son un problema aquellas personas que padecen de éste trastorno, no creo que Gamarra se haya encontrado con muchos de ellos, entonces, puedo llegar a una precipitada conclusión algo simple, descubrió la doble moral que abunda en las religiones cristianas e incluso en algunas otras ajenas a ésta cultura. Supongo que pudo haber pensado demasiado bien de ellos (al considerarlos como mitómanos y no como doble moralistas) o que llegó a la exageración, en cualquier caso creo que debió analizar más el comportamiento de las personas de las cuales está hablando, si es que se refiere a gente en particular o en general respecto del lugar donde habitó, pero, si lo escribió simplemente de manera “abstracta” o “ideal” entonces no le puedo dar tanto credito a éstas cuestiones de las que habla.

No fiarse de nadie. Aquellos que tienen una profunda desconfianza de las demás personas, otra vez, llegando a los extremos, aunque, tampoco creo que esté generalizando, puesto que al hablar de las personas que no depositan su confianza en nadie se puede decir que esas personas tienen (como motivo hipotético o tentativo) una perspectiva maligna de la naturaleza del ser humano, éste que siempre busca una oportunidad para aprovecharse de los demás e incluso hacerles daño de manera más grave.

Fiarse de todos. El lado contrario del anterior error, es la excesiva confianza en la gente, que, a mi parecer es lógico que denote una creencia de la naturaleza del ser humano como bondadosa y buena por sí misma. Es en éste caso cuando las personas tienden a ser más infelices puesto que al fiarse de todos habrá siempre alguien que se aproveche, no en una ocasión sino en repetidas porque el “confianzudo” nunca dejará de tener esperanza en que la persona “reconsiderará” su comportamiento y cambiará para bien (tomando los valores morales cristianos-católicos como base).

Amar a los aduladores. ¿Por qué adular? Vino a mi mente después de leer éste error moral, considero que es muy simple la respuesta, desde mucho tiempo atrás ha existido aquél personaje que trata de aprovecharse de los demás para beneficio propio, y, como no todos sufren del cuarto error moral, se recurre a la adulación, todos queremos ser adulados ¿por qué no? Que reconozcan como valioso nuestro trabajo o nuestros actos, y hay algunos quienes quieren adular, ¿para que trabajar cuando puedes persuadir a alguien más para que lo haga por ti mediante el uso de bellas palabras que llegan al corazón y cegan a la mente? A Gamarra le hace ruido mucho el asunto de la adulación (y el siguiente error en lista también) por una sencilla razón, las creencias cristianas fomentan la humildad como base del comportamiento de los fieles (tanto en la católica como en la cristiana y también la protestante) y ésto hace comprensible que el autor ataque ésta práctica en ocasiones muy común.

Por ser estimado, hacerse ridículo y odioso. Como mencioné en el punto anterior, Díaz de Gamarra incluye éste error moral en su lista por la misma razón que el anterior (la humildad), además de otros pecados como lo son la vanidad y la mentira, que son usadas para éste mismo fin.

Querer ser amado de todos, y no amar a nadie. “Ama a tu prójimo como a ti mismo” menciona Jesucristo en algún pasaje de la biblia, y ésta es, supongo yo, la principal razón por la cuál Gamarra incluye éste error en la lista. También será por lo mismo que existen los aduladores, que son los falsos amantes y compañeros (amigos, familiares, etc), lo cuál viene a recaer en lo que sería la doble moral o falsa moral (dependiendo) y de ésta forma encontrar ese delgado e invisible hilo rojo del destino que conecta los errores morales que en sus palabras describe el autor.

Querer los cargos y no las cargas. Típico de toda la humanidad, a casi todos nos gusta disfrutar de la vida, tener dinero, otros fama, poder y la mayoría quieren todas las anteriores, pero, como bien se sabe, un cargo público, o bien, un cargo importante (ya sea una empresa, familia, grupo, etc) conlleva ciertas responsabilidades de más peso que las de los subordinados (o los demás en general). Aquí lo podría comentar Benito Díaz de Gamarra por el hecho de que Jesucristo era el hijo de dios (y a su vez era dios) y muchos podrán decir que él no merecía ser crucificado (lo cual en realidad es justo a mi modo de ver puesto que no hizo nada que no fuera humano, rebelarse contra la religión dominante al tratar de desinstitucionalizarla) pero de hecho para eso mismo nació en la tierra, no para pasearse y darle palabras de ayuda a sus escasos allegados o de las pocas ciudades que visitó, sino para cumplir con las órdenes de su padre (dios) y morir para limpiar los pecados de los anteriores, contemporáneos y futuros habitantes de la creación divina.

No procurar que haya doctos ni estimar a los que hay. Ésto va para todos, siempre terminamos por gritarle a aquellas personas que nos ofrecen un consejo de buena manera con algún tipo de calificativo despectivo (bueno, no es en general ni todo el tiempo).  Ésta actividad se da más en tiempos modernos (creo yo) puesto que ahora los consejos que se escuchan son de personas que tienen algún tipo de poder ya sea político o monetario y no de las personas que verdaderamente merecen ser escuchadas y sus palabras puestas en práctica. Esa vieja costumbre de escuchar a los ancianos platicar de sus experiencias ya creo yo está en desuso y es un perfecto ejemplo de lo sucedido desde hace décadas sino es que siglos.

Buscar a los doctos después de muertos. Va de la mano con la anterior, puesto que no se les busca en vida pero si cuando ya no existen como seres vivos. Suele pasar no sólo con filósofos, profesores, sino también muy frecuentemente con poetas, músicos y escritores.

No querer tener hijos sanos ni valerosos. Se refiere principalmente a los padres consentidores y/o con buen estatus monetario, por lo cual no importa mucho qué tan bien educados estén (más bien que los padres no suelen preocuparse por ellos). Relacionada con el error de los cargos y las cargas, un padre así como un profesor tiene un arduo trabajo por hacer en cuanto a la instrucción de los hijos o alumnos. Incluso ya casi al final de sus palabras, marca un pequeño detalle que puede ser importante después, está en contra de que las mujeres usen la cotilla, puesto que les hacen daño a sus cuerpos con él (como los zapatos de tacón altísimos hoy en día) y no es útil o necesario más que por moda. Denotando la inútilidad de ciertos artilugios para moda o como parte de ese gran revoltijo de reglas que se usaban y usan para sentenciar quienes son buenas o malas personas dentro de una sociedad determinada.

No querer tener hijos ni hermosos ni sabios. Otro fuerte regaño para los padres de su tiempo, al igual que el anterior, en éste también se dirigen sus palabras especialmente hacia los padres, aunque a mi parecer ésta ya concede más a la vanidad de verse “bello” sin algún tipo de “imperfección” en sus rostros. Así mismo también exhorta a que los padres hagan que sus niños amen los estudios, para que su trabajo no se les haga pesado y de ésta manera disfrutar del mismo y lleguen a convertirse en sabios, lo cuál para Gamarra es muy importante (ligando ésto a los puntos octavo, noveno y décimo). Crítica de nuevo las modas (y con justa razón) aunque considero que es como quejarse de que el viento es fuerte cuando sabes que no siempre el viento es así y que, tampoco lo puedes detener por ti mismo.






5.15.2016

Editorial #2

Evidentemente se ha notado que he dejado éste espacio bastante abandonado, desde hace años, ¿aun hay quien me lee? Total, he estado tratando de escribir pero esta vez en publicaciones, de esas que se ven bonitas en currículum vitae, pero eso si, sobre temas que me interesan.

Por ahora trataré de enfocarme en ello, pero prometo no abandonar más éste espacio que me permitió nacer desde hace varios años.

Por cierto que he estado tratando de investigar sobre filosofía de la tecnología. A ver qué sale.

3.17.2016

Pequeño (segundo) ensayo sobre la hiperconectividad.




Las redes sociales han tenido y tienen un impacto importante en la sociedad en general, esto principalmente porque ha permeado los distintos niveles de comunicación e interacción en general entre los individuos. Ya habíamos mencionado el hecho de que se puede llegar al problema de la adicción, donde existen personas que no están cómodas o se sienten (o son) dependientes de tener un aparato conectado a internet todo el tiempo (o la mayor parte de el), como lo son computadoras (de escritorio o portátiles), teléfonos inteligentes[1], tabletas y videojuegos (tanto consolas como portátiles, incluyendo PC).
Pero esto no era antes así, algunos o muchos recordarán que el internet, el mundo digital ha cambiado mucho en los últimos veinte años. La web 1.0[2] es considerada la primer forma que tuvo internet antes de las redes sociales per se porque era básicamente páginas estáticas donde el usuario no podía interactuar con ellas, excepto viéndolas/visitándolas.
Hoy en día tenemos una una gran variedad de contenido gracias a lo que sería la web 2.0[3] donde las páginas estáticas (sólo modificables por el administrador y/o creador) cambian a contenido generado por el usuario (excelente ejemplo son las redes sociales que ya hemos mencionado anteriormente y que casi todos utilizamos en mayor o menor medida) la usabilidad, interoperabilidad (los llamados plug-in [4] o add-on que utilizamos en los navegadores web) de tal manera que la web se convierte de un simple tablero de anuncios a una mesa de diálogo, de tal manera que podemos hacer exactamente eso, dialogar sobre contenido de todo tipo, literatura, ensayos, investigaciones científicas, noticias locales / nacionales / internacionales, pasatiempos, además del intercambio de información que esto conlleva, puesto que también se puede encontrar todo tipo de información, tanto confiable como información de la que uno debe desconfiar.
Ahora, la pregunta de la que trataré de hablar es ¿pueden realmente tener un impacto a gran escala en la humanidad?
 Considero que la respuesta es si, no sólo por el cambio de hábitos que las sociedades en general han podido percibir con solamente mirar a su alrededor, gente en la calle esperando el transporte público mientras platica con algún amigo, pareja o familiar por medio de llamadas, sms[5] (hasta aquí lo normal desde hace unos ±20 años) así como también el uso de internet con sistemas de comunicación 3G/4G[6]  o WiFi, por medio de aplicaciones para teléfonos inteligentes como Whatsapp, Google Hangouts, Snapchat, Facebook Messenger, Telegram, Line, Skype y FireChat.

Éste último es especialmente importante, porque, su función consiste en que se conecta por medio de bluetooth[7] con otros dispositivos, no por medio de internet (WiFi o datos, como se le conocen).
Es que gracias a esto fue se mantuvo la revolución de los paraguas (como se le llamó) a la serie de protestas pacíficas en pro de una democracia donde participaron cerca de 100,000 personas en Hong Kong[8] pudieron comunicarse por medio de sus teléfonos inteligentes, el mensaje[9] se repetía de un teléfono a otro generando una especie de marea o red donde los demás protestantes se podían enterar de lo sucedido (principalmente por la falta de comunicaciones inalámbricas). También en lo que es conocido como la primavera árabe[10] durante el 2012 hasta la fecha (en algunos países, como Siria, en muchos otros terminaron antes y/o sin guerra civil total) se utilizaron las redes sociales para poder comunicarse entre protestantes, aunque en éste caso utilizando Facebook y Twitter, donde la gente poco a poco fue comenzando a mostrar su descontento frente a la situación que tenía a su alrededor.
Estos ejemplos son básicamente sucesos que se pudieron lograr en mayor o menor medida debido al uso de las redes sociales (hiperconectividad), tuvieron una participación, si, pero no definieron del todo las protestas y revoluciones.
Es una de las ventajas y, a su vez, desventajas de la hiperconectividad, que incluso las televisoras están aprovechando, el poder subir contenido a internet de tal manera que se pueda esparcir de inmediato, teniendo, dependiendo del contenido, cientos de miles de visitas en algunas horas.  Empresas, negocios (grandes y pequeños además de micro), cadenas de televisión, escuelas, universidades, editoriales, restaurantes, artistas, actores, cantautores, intérpretes, pintores, dibujantes, escritores, cineastas, filántropos[11] y demás personajes se encuentran, de una manera u otra conectados a alguna de las redes sociales, tal vez simplemente para mercadotecnia y promoción de sus obras, productos y servicios, pero es más fácil intentar comunicarse con ellos por esos medios, aunque, como siempre, que le hagan caso a uno es muy distinto.


[1] smartphone
[4] Plug-in: son pequeños programas de computadora que sirven como componentes y ayudan a la mejora o en la navegación web de distintos modos, como lo pueden ser el Adobe Flash Player (reproductor de video que usamos para YouTube antes de la introducción del HTML5) por mencionar un ejemplo.
[5] SMS Siglas en inglés para “servicio de mensajes cortos” (short message service) http://definicion.de/sms/
[6] Conexiones de comunicación inalámbrica para telefonía celular.
[7] Bluetooth tecnología de comunicación inalámbrica para intercambiar datos en distancias cortas.
[8]  Hong Kong’s Protesters Don’t Need the Internet to Chat With One Another http://time.com/3449812/hong-kong-protesters-firechat/ (Inglés).
[9] FireChat – the messaging app that’s powering the Hong Kong protests http://www.theguardian.com/world/2014/sep/29/firechat-messaging-app-powering-hong-kong-protests (Inglés).
[11] Un caso a mencionar es el de Bill Gates, co-fundador y expresidente de Microsoft que ahora se dedica a manejar, junto a su esposa Melinda el Bill & Melinda Gates Foundation http://www.gatesfoundation.org/